El valor simbólico

Los seres humanos somos seres sociables que nos encanta comunicarnos. Lo curioso de la comunicación entre nosotros es que al mismo tiempo que escuchamos, el lenguaje, los gestos y las actitudes también nos van comunicando infinidad de ideas; así de la misma manera como el lenguaje nos comunica, lo hacen los símbolos.

¿Qué es el valor simbólico?

Capacidad para transmitir ideas, es decir; LAS COSAS VALEN MÁS POR LO QUÉ SIGNIFICAN QUE POR LO QUÉ SON.

«La mayoría de las veces la gente no sabe lo que quiere, hasta que se lo enseñas» – Steve Jobs –

En marketing esto se debe saber, ya que, las personas están más dispuestas a pagar por un objeto con valor simbólico alto que por las características del producto.

El valor simbólico y el marketing.

La preocupación principal para los directores de marketing es entender que significa el producto o servicio en el cerebro del consumidor y en su inconsciente colectivo, de esta manera el producto será tan valioso para la vida de tus clientes que el precio será irrelevante.

Por ejemplo; un reloj da la hora, pero hoy en día podría considerarse un artículo de lujo, viéndolo desde la parte funcional la hora ya se encuentra en muchos artículos que utilizamos durante el día (PC, teléfono y celular) entonces, el valor simbólico de un reloj es status.

El golpe de Chevrolet a Nissan.

Más allá de la utilidad que tiene él producto o servicio y respondiendo a la pregunta ¿Qué puedes proporcionar a tu mercado? Te dejo este otro ejemplo;

El 8 de diciembre de 2015, una mujer de Sonora perdió su camioneta, pero al carecer de foto pide ayuda en Facebook publicando un dibujo de su Pick up.

Lo más sorprendente, es que la encontró.

Seguramente los directores de Nissan comentaron el poder que dio Chevrolet a su marca, el significado de su producto y lo valioso para la vida de sus clientes.

Es por ello que las marcas siempre buscan generar un simbolismo superior a pesar de lo que significa el objeto mismo.

El comportamiento del consumidor.

La manera de descubrir estos símbolos y el poder que tiene en las personas es una tarea que no está difícil, pero demanda dedicación. Es por eso que los gerentes de mercadeo deben de «vivir» en las calles y no detrás de una oficina para comprender este comportamiento.

Deja un comentario