Una computadora tan pequeña que cabe en una tarjeta de presentación y corre Linux

Las computadoras personales son algo de lo más común, actualmente. Ya sea por comodidad o eficiencia, el contar con una computadora pequeña es necesario.

Cuando hablamos de computadoras, verdaderamente pequeñas, principalmente se nos viene a la mente las Raspberry pi, pero, ¿pueden existir computadoras más pequeñas incluso?

Les presentamos este ordenador basado en Linux, el cual cabe en una tarjeta de presentación, fue desarrollado por  un ingeniero de sistemas embebidos llamado George Hilliard el cual, debido al tiempo libre que ha tenido, ha buscado nuevas e ingeniosas formas de presentarse a los demás.

Imagen de George Hilliard

El resultado fue, este ordenador que puede ejecutar Linux, pero uno con limitaciones importantes que no merece la pena para la mayoría de tareas.

El resultado final es una computadora ARM mínima y completa que ejecuta un firmware Linux personalizado creado con Buildroot.

También te puede interesar:


Tiene un puerto USB en la esquina. Si se conecta a una computadora, se inicia en unos 6 segundos y se muestra a través de USB como una unidad flash y un puerto serie virtual que puede usar para iniciar sesión en la carcasa de la tarjeta. La unidad flash tiene un archivo README, una copia del currículum George Hilliard y algunas de sus fotografías. 

Imagen de George Hilliard

El shell tiene varios juegos y clásicos de Unix como fortune and rogue, un pequeño 2048 y un pequeño intérprete de MicroPython.

Todo esto se logra en un chip flash muy pequeño de 8 MB. El gestor de arranque se adapta a 256 KB, el núcleo tiene 1,6 MB y todo el sistema de archivos raíz tiene 2,4 MB.

Lo más espectacular es que todo esto cuesta menos de 3 dólares.

ComponentePrecio
F1C100s$ 1,42
tarjeta de circuito impreso$ 0.80
8 MB de flash$ 0.17
Todos los demás componentes$ 0,49
Total$ 2.88

Si quieres saber mas sobre su construcción, te invitamos a que visites el sitio web aquí.

Imagen de George Hilliard

Fuentes: thirtythreeforty.

Deja un comentario