Se han alcanzado velocidades de descarga de 44.2 Terabits por segundo gracias a un nuevo chip

Un pequeño dispositivo llamado micropeine podría algún día reemplazar la infraestructura de Internet existente para alcanzar nuevos niveles de velocidad de descarga, proporcionando a millones de datos amplios al mismo tiempo, incluso durante los períodos de mayor actividad.

La tecnología liviana se puso a prueba recientemente en una prueba de campo que midió velocidades de datos de asombrosos 44.2 terabits por segundo, todos emitidos por una sola fuente de luz.

Los chips de micropeine en sí mismos no son exactamente nuevos, ya que se inventaron hace una década. Pero con la creciente presión sobre nuestras carreteras de datos, la tecnología ahora se muestra prometedora como una forma de reducir y acelerar la tecnología detrás de nuestro Internet.

Es realmente emocionante ver su capacidad en las telecomunicaciones de fibra óptica de ancho de banda ultra alto llegando a buen término”,

dice David Moss, Director del Centro de Ciencias Ópticas de la Universidad de Swinburne.

Este trabajo representa un récord mundial para el ancho de banda de una sola fibra óptica desde una sola fuente de chip, y representa un gran avance para parte de la red que realiza el mayor esfuerzo”.

continua

Los ingenieros de la Universidad de Monash, la Universidad de Swinburne y RMIT en Australia afirman que un beneficio significativo del chip es su capacidad para aprovechar al máximo la infraestructura existente para satisfacer las demandas que podemos esperar en los próximos años.


En el papel, parece una gran idea. Pero para asegurarse de que su teoría fuera sólida, los investigadores conectaron un prototipo del dispositivo a más de 76 kilómetros (47 millas) de cable óptico ‘oscuroentre dos campus universitarios de Melbourne.

El equipo descubrió que podían maximizar la cantidad de datos para cada canal, demostrando una velocidad máxima potencial de 44.2 terabits por segundo desde el dispositivo.

En condiciones ideales con el sistema adecuado, teóricamente te permitiría descargar 1,000 películas en un solo segundo. Todo en alta definición!

Y no es solo de Netflix de lo que estamos hablando aquí, es la escala más amplia de para qué usamos nuestras redes de comunicación

dice el ingeniero de sistemas informáticos de la Universidad de Monash, Bill Corcoran.

Estos datos se pueden usar para automóviles autónomos y transporte futuro y pueden ayudar a las industrias de la medicina, la educación, las finanzas y el comercio electrónico, así como también nos permiten leer con nuestros nietos a kilómetros de distancia”.

Te invitamos a que leas la publicación original en Nature Communications .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

twelve + six =