Las casas construidas con una impresora 3D en 100 horas que cuestan lo mismo que un iPhone

La empresa Wasp puso en marcha el proyecto Gaia, en colaboración con RiceHouse. Ofrece casas a 900 euros, 1000 dólares, las cuales son construidas con una tecnología de impresión modular llamada Crane Wasp.

La impresora principal del sistema puede configurarse para construir estructuras más grandes y también puede imprimir con hormigón y geopolímeros, pero en el caso de Gaia, el reto también consistía en conseguir un impacto medioambiental mínimo.

La mezcla utilizada para construir las casas se compone de 25% de tierra, 40% de arroz, 25% de cáscara de arroz y 10% de cal hidráulica. Estos elementos se combinan en un molino y luego se integran al sistema de impresión.


El aislamiento que supone la amalgama de materiales y los techos de madera consiguen que la temperatura en su interior se mantiene sin necesidad de aire acondicionado o calefacción. Además, la construcción de cada módulo está pensada para aprovechar el máximo de luz solar gracias a un gran ventanal colocado con una orientación suroeste.


Otro dato interesante, señalado por Tiziana Monterisi, CEO de RiceHouse, en su página web sería “su propiedad antisísmica, dado que la paja no tiene problemas de rotura estructural”.

La máquina 3D construye estas casas en apenas 100 horas. Además, están preparadas para construir viviendas más grandes de 2 o más ambientes.

Visita el sitio web de la empresa aqui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − siete =