Formas de protegerse ante un ciberataque (Adware y Gusanos)

Gusano Informático

¿Qué es un Gusano Informático?

Un gusano informático es un malware que se replica para propagarse a otros dispositivos. Este software malicioso suele utilizar una red informática para propagarse, aprovechando las fallas de seguridad del dispositivo de destino para acceder a ella. Los gusanos casi siempre causan algún perjuicio a la red, aunque solo sea consumir ancho de banda, mientras que los virus casi siempre corrompen o modifican archivos en una computadora de destino.

Muchos gusanos están diseñados solo para propagarse y no intentan cambiar los sistemas por los que pasan. Sin embargo, como lo demostraron el gusano Morris y MyDoom, incluso este tipo de gusanos puede causar grandes interrupciones al aumentar el tráfico de red y otros efectos no deseados.

El principal objetivo de los gusanos es propagarse y afectar al mayor número de dispositivos posible. Para ello, crean copias de sí mismos en el ordenador afectado, que distribuyen posteriormente a través de diferentes medios, como el correo electrónico o programas P2P entre otros.

Información adicional

Malware

Se llama malware, del inglés malicious software, programa malicioso, programa maligno, badware, código maligno, software maligno, software dañino o software malintencionado a cualquier tipo de software que realiza acciones dañinas en un sistema informático de forma intencionada (al contrario que el «software defectuoso») y sin el conocimiento del usuario (al contrario que el software potencialmente no deseado​).​

Ejemplos típico de estas actividades maliciosas son el robo de información (ej. troyanos), dañar o causar un mal funcionamiento el sistema informático (Ej. Stuxnet, Shamoon o Chernobyl), provocar un perjuicio económico, chantajear al propietario de los datos del sistema informático (ej Ransomware), permitir el acceso de usuarios no autorizados, provocar molestias o una combinación de varias de estas actividades.

El gusano Morris

El gusano Morris fue el primer ejemplar de malware auto replicable que afectó a Internet (entonces ARPANET).

El 2 de noviembre de 1988, aproximadamente 6000 de los 60 000 servidores conectados a la red fueron infectados por este gusano informático, lo que motivó que se creara el Equipo de Respuesta ante Emergencias Informáticas (CERT, por sus siglas en inglés) en respuesta a las necesidades expuestas durante el incidente.

FORMAS DE PROTEGERSE ANTE UN GUSANO

Para protegernos de este tipo de malware, existen una serie de consejos que te ayudarán a tener tu dispositivo mucho más seguro frente a los gusanos:

Proteja su computadora con un servidor de seguridad. El hardware o software de servidores de seguridad es la primera barrera de defensa contra los piratas informáticos o intrusos.

Sospeche de los archivos o mensajes desconocidos. Acostúmbrese a no abrir ningún mensaje de su correo electrónico si desconoce al remitente. Además, tenga cuidado al abrir archivos que reciba con las extensiones «.vbs», «.exe», «.bat» o «.scr.»

Si estos mensajes son enviados desde correos electrónicos que no conoce, desde una dirección que pareciera la suya o no son solicitados, bórrelos inmediatamente de su buzón y de su correo. 


Algunos de estos gusanos son muy hábiles al tratar de hacerse pasar como correos genuinos y hasta pueden aparentar ser enviados por personas conocidas o amistosas.

Cuidado con los medios intercambiables Use los discos blandos y compactos con precaución, sobre todo los que se usan en diversas computadoras, ya que pueden contener virus. Tampoco confíe totalmente en los que compre nuevos, aún si están en paquetes sellados.

Utilice su juicio al obtener programas a través de Internet. Cuando se trata de obtener o descargar programas de Internet como juegos y otros, asegúrese de que provengan de un sitio confiable. Es prudente filtrar cualquiera de estos programas por su software antivirus, ya sea desde la computadora de su casa u oficina, como desde cuentas de correo electrónico gratuitas.

Instale un programa antivirus. La mayoría de los estos programas se pueden configurar para explorar automáticamente su  ordenador  e identificar y proteger contra los daños que pueda causar un virus, pero también es muy importante actualizar el software antivirus periódicamente. Adopte la práctica de ejecutar el programa antivirus al menos una vez al mes, o asegúrese de configurarlo para que se actualice automáticamente.

Haga copias de seguridad de sus datos. Así, en caso de que su ordenador quede afectado, evitará la pérdida de información.

Adware

¿Qué es un Adware?

El adware es un software no deseado diseñado para mostrar anuncios en su pantalla, normalmente en un explorador. Algunos profesionales de la seguridad lo ven como un precursor de los PUP (programas potencialmente no deseados) de hoy en día. Normalmente, recurre a un método subrepticio: bien se hace pasar por legítimo, o bien mediante piggyback en otro programa para engañarlo e instalarse en su PC, tableta o dispositivo móvil.

El adware genera beneficios a su programador desplegando automáticamente anuncios en la interfaz de usuario del software o en la pantalla emergente que salta durante el proceso de instalación.

Y ahí es cuando le empiezan a salir dudosos programas para perder peso milagrosamente, ofertas con secretos para hacerse rico en el acto y falsas advertencias sobre virus que invitan a hacer clic sobre ellas.

Además, puede notar que se abren pestañas, que cambia su página de inicio, que obtiene resultados de un motor de búsqueda del que ni siquiera ha oído hablar o incluso que se le redirige a un sitio web.

Es cierto que existen aplicaciones de software legítimas que usan la publicidad en línea, con anuncios normalmente vinculados al programa y que se muestran de la forma configurada por el programador. El adware es como la versión maligna de este fenómeno. Podría descargárselo sin entender muy bien cuáles son sus intenciones, o podría acabar en su PC por medio de un software legítimo en el cual se oculta. Sea cual sea la forma, algún programa de su ordenador acabará mostrando anuncios que no proceden de las páginas por las que está navegando.

Estos son algunos signos reveladores de que tiene adware en su sistema:

  • Aparecen anuncios en lugares en los que no deberían.
  • La página de inicio de su navegador ha cambiado misteriosamente sin su permiso.
  • Algunos de los sitios web que visita con frecuencia no se muestran correctamente.
  • Los enlaces le redirigen a sitios web diferentes de los que deberían.
  • Su explorador web va muy lento.
  • Han aparecido en su explorador, de repente, nuevas barras de herramientas, extensiones o plugins.
  • Su Mac instala de forma automática aplicaciones de software no deseadas.
  • Su explorador se bloquea.

FORMAS DE PROTEGERSE ANTE UN ADWARE

  • Descarga las aplicaciones siempre desde la página web oficial de los desarrolladores, y no desde los agregadores de software.
  • Presta atención a cada ventana del asistente de instalación cuando instales el software y deselecciona todas las casillas que te sugieren que instales programas adicionales.
  • Haz clic en el botón “Instalación Avanzada” u “Opciones de Instalación” que normalmente contienen opciones útiles como la de deshabilitar la instalación add-on, que suelen ser extensiones de las aplicaciones, útiles en muchos casos pero peligrosas en otros. Si no eres un experto es una forma de prevenir problemas.


Deja un comentario