Una inteligencia artificial fue utilizada para realizar un crimen

Unos estafadores usaron la inteligencia artificial para imitar la voz del director de una empresa en el Reino Unido y engañar a un subordinado para que enviara cientos de miles de dólares a una cuenta secreta.

El caso, considerado uno de los primeros robos conocidos llevados a cabo con ayuda de la inteligencia artificial(IA), tuvo lugar en marzo, pero se hizo público solamente en los primeros días de septiembre por Euler Hermes, la compañía de seguros de la empresa británica.

Un robot (imagen referencial)

El día del golpe, el gerente de la compañía de energía siguió órdenes recibidas por teléfono de alguien que creía ser su jefe y envió más de 240.000 dólares a una cuenta en Hungría. Aunque el pedido le pareció «bastante raro», la voz era tan realista que el empleado sintió que no tenía otra opción sino cumplir la orden.

El cambio de voz no es una tecnología nueva. Existen programas para el procesamiento de sonido y aplicaciones para teléfonos capaces de hacerlo. En el caso británico, sin embargo, la inteligencia artificial generó respuestas e imitó la voz de una persona en particular. Para que esto sea posible, es necesario datos iniciales sobre el propietario de la voz, explicó el experto en fonoscopía criminalística, Dmitri Zinóviev.

«Hay muchos instrumentos que pueden modificar la voz y hacer que suene de otras maneras. Los músicos trabajan con estos instrumentos. En primer lugar, el estafador debe tener suficiente información sobre la persona cuya voz necesita imitar. Si fuera el caso de un montaje, entonces un experto profesional lo identificaría fácilmente en las grabaciones», apuntó el experto al portal ruso BFM.ru.

Actualmente, distintas empresas trabajan en la creación de una tecnología capaz de usar la inteligencia artificial para reproducir voces. En una entrevista con The Washington Post, los desarrolladores de estas empresas pusieron de relieve sus usos positivos: puede ayudar a humanizar los sistemas telefónicos automatizados o volver a dar voz a las personas que no pueden hablar. Pero el crecimiento no regulado de la tecnología también ha generado preocupación por su potencial de fraude, piratería y cibercrimen.

Según investigadores de la compañía de ciberseguridad Symantec, existen al menos tres casos conocidos en que voces de ejecutivos han sido imitadas para estafar a las empresas. Symantec no nombró las víctimas de la estafa, tampoco aclaró si la firma británica está entre ellas. Sin embargo, detalló que las pérdidas en uno de los sucesos sumaron millones de dólares.

Deja un comentario